Que tus títulos no condicionen tu futuro

Fran ChuanBlog Español, Fran ChuánLeave a Comment

Grad hat with diploma and books isolated on white

¿Sabes qué tienen en común las siguientes personas? Sam Walton, John Davison Rockefeller, Frank Phillips, Oliver Chace, Steve Jobs, los hermanos McLaughlin, Thomas Edison y Henry Ford.

Quizás tu primera reacción sea del tipo “algunos son muy famosos y otros no tengo ni idea de quienes son”, pero lo cierto es que a todos les unen al menos dos características.

La primera es que cada uno de ellos consiguió crear desde la nada una empresa que, con mayor o menor fortuna, hoy sigue viva y coleando, algunas de ellas realmente después de bastante tiempo.

  •  Sam Walton fundó Wal-Mart
  • John Davison Rockefeller fundó el origen del hoy Exxon
  • Frank Phillips fundó Philips 66, hoy ConocoPhilips
  • Oliver Chace dio origen a Berkshire Hathaway
  • Steve Jobs… ¿hace falta nombrar a la manzana?
  • Los hermanos McLaughlin pusieron en marcha la hoy General Motors
  • Thomas Edison pasó de la bombilla a la hoy conocida como General Electric
  • Y por último Henry Ford… ¿está claro no?

Y la segunda característica que les une -y la motivadora de este post- es que ninguno de los aquí mencionados destacan por una formación especial.

El más avezado es Sam Walton que tenía una licenciatura en economía. Sin embargo John Davison Rockefeller era contable. El fundador de Philips 66, Frank Phillips, era barbero. A Oliver Chace no se le conoce formación específica alguna. Es conocido que Steve Jobs probó varias cosas… pero no fue más allá del tema de la tipografía. A ninguno de los McLaughlin se le conoce formación concreta alguna. Es conocido que Thomas Edison estudió muchos campos, pero todos de manera autodidacta. Y el gran Henry Ford era contable.

O sea, que no tener una formación específica no es un limitador para alcanzar un sueño, ni para poner en marcha un negocio con éxito.

Con ello no pretendemos subestimar la universidad, las escuelas de negocio o cualquier espacio que ofrezca una formación específica, tan necesaria en estos tiempos de la especialización. Lo que queremos es que nos sintamos fuertes, capaces y libres para perseguir nuestros objetivos, al margen de nuestros títulos académicos.

Sueña, desea, apasiónate, y vuélcate en conseguir tu sueño con la plenitud de tu energía. 

Fran Chuán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *