MAYO – Pregunta 4 – ¿Cómo innovar?

DicereGlobalBlog Español, Newsletter 2016Leave a Comment

DicereGlobal_legoPiezas de Lego

¿Qué tienen estas piezas de tacto suave y de colores vivos que tanto nos atraen? Tienen que en cuanto las vemos nuestra imaginación toma la iniciativa y nos empuja a idear modelos que se van concretando a fuerza de unir unas piezas con otras, unos colores con otros. La imaginación y las piezas, y sobre todo esa invitación sobreentendida que nos conduce a crear. Es pura diversión, y es conocimiento del juego.

 

¿Cómo innovar?

Innovar tiene más que ver con la experiencia que se vive ante las fichas de Lego que con los habituales proyectos en los que nos vemos envueltos todos los días.

  • Tiene más de experimentar que de planificar.
  • Tiene más de descubrir que de alcanzar hitos.
  • Tiene más de estimular la curiosidad que de estrujar el conocimiento.
  • Tiene más de investigar para validar hipótesis que de poner creencias en práctica.

Un proyecto de innovación en realidad lo podríamos definir como un compendio de experimentos para validar una batería de hipótesis. Si estamos ante un proyecto disruptista, algunas hipótesis pueden sonar locas. Pero ya nos vamos conociendo y sabes que lo que marca la diferencia entre locura y genialidad es el éxito.

Así, podemos contestar a la pregunta de la news de este mes, con unas cuantas ideas:

  • No dando nada por supuesto, sino probándolo tantas veces como sea necesario
  • No descartando nada por “loco” que suene, ya sabes que si tu entorno ve loca una idea … ufff imagina si lo consigues.
  • Enumera los experimentos que deberías hacer para probar las hipótesis que os habéis marcado.
  • Cuando un experimento sea complejo de ejecutar, fragméntalo en experimentos más pequeños.
  • Fragmenta los experimentos hasta que sean “fáciles” de realizar.
  • Ubica cada uno de los experimentos a realizar en una matriz como la que ponemos aquí.
  • Sea cual sea el resultado del experimento, comparte el resultado y ¡el aprendizaje!

DícereGlobal matriz

No des nada por supuesto. Plantéate “¡Y por qué no!”. Experimenta (a ser posible con técnicas ágiles y/o gamificadas). Aprende. Y comparte los logros y los aprendizajes.

Pásatelo en grande. La serotonina que generarás te ayudará. ¡Incluso en tu vida privada!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *