Navegar e innovar, todo es empezar

DicereGlobalArtículos, Blog Español, Fran ChuánLeave a Comment

Me fascina el mundo de la navegación a vela. ¡Y hay tantas similitudes entre ella y la innovación! Cuando empiezas una travesía en la que el destino no es tan importante como el viaje, aprovechas los vientos y las corrientes para el disfrute y el aprendizaje.

Aprendes a necesitar menos cosas, te descubres haciendo maniobras que no hubieras hecho y superando situaciones que a priori te habrían parecido inasumibles. Llegas al final de la travesía y descubres un entorno que no habías previsto, experimentas unas vivencias no contempladas y, simplemente, llegas a la conclusión de que eres diferente a cuando saliste.

0 013

Lógicamente también puedes quejarte de que el viento te ha soplado en la dirección no deseada, de que has echado de menos determinados elementos o placeres que tenías en tierra, de que no has cumplido las expectativas generadas en la partida o de que te ha tocado padecer ciertas circunstancias incómodas. Incluso todo ello junto.

Nos encontramos ante un tema de actitudes ante la vida, ya sea una travesía a vela, una excursión familiar o cualquier otra experiencia.

En el mundo de la empresa no es muy diferente. Si se desea ser parte de la innovación:

  1. Se ha de estar dispuesto a aprovechar las circunstancias como si todas y cada una de ellas fueran oportunidades.
  2.  Nos descubriremos haciendo cosas que normalmente no habríamos hecho.
  3. Superaremos situaciones que antes nos parecerían propias de otros pero inabordables para nosotros.
  4. Llegaremos a un destino no previsto.

Todo ello si somos prudentes, positivos y estamos dispuestos a “viajar”.

Fran Chuán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *