Ikeando

DicereGlobalArtículos, Blog Español, Fran ChuánLeave a Comment

Hoy tenemos a Ikea como un paradigma de la innovación. Cuando preguntas a un grupo de directivos a qué se dedica esta megaconocida compañía, hay clara unanimidad al respecto: muebles.

Si a este mismo grupo de directivos les preguntamos en qué año se fundó, muy pocos lo saben…1943. ¿Quién lo diría, no? Con lo moderna que parece.

Y en nuestras memorias intuitivas nos dejaríamos torturar (simbólicamente, claro) negando ante quién nos hiciera afirmar que no siempre se han dedicado a los muebles.

Y nos habríamos dejado torturar en balde, pues antes de dedicarse a los muebles se dedicaron a los bolígrafos, las carteras, los marcos para fotos, los tapetes para mesas, los relojes, las joyas y las medias de nylon.

Sí, se reinventaron unas cuantas veces.

La capacidad de reinventarse sacando provecho de las ideas que no funcionan como se espera y reconduciendo nuestra ventaja competitiva (todos la tenemos) hacia una nueva actividad: ¡esa es una de las clave de la innovación!

Como dice el dicho: “Se tiene que apretar pero no ahogar.» ¿O no era bien bien así?

Fran Chuán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *